Atrapa mosca

es sólo un gracioso Pyrocephalus rubinus, llamado en Venezuela Atrapamoscas sangre de toro, avecilla que, al igual que los murciélagos con que se mezcla en las tinieblas, es totalmente inofensiva para nosotros, lo cual no implica que nuestra reacción no sea comprensible ya que, como dijera atinadamente el finado biólogo colombiano José Ignacio Borrero (1921-2004), «a estas horas extremas sorprende verlos entrecruzándose y comiendo simultáneamente con los murciélagos que por el mismo tiempo capturan los primeros y los últimos insectos en su faena nocturna» (Borrero, 1972, p. 119).
JUN2011-1
No es frecuente que los atrapamoscas de la familia Tyrannidae presenten un plumaje tan llamativo como el  rojo encendido del Atrapamoscas sangre de toro. Las mejillas, espalda, alas y cola son, en contraste, de un negro amarronado
La coincidencia parcial de horarios proviene de que a estas pequeñas aves, que apenas miden en promedio unos 13,5 centímetros y pesan sólo entre 11 y 14 gramos (Alvarez, 2002, Physical Description), les gusta retirarse a dormir después que la noche ha cubierto el paisaje con su oscuro manto, así como comenzar su faena diaria en la madrugada, al igual que lo hacen los ordeñadores de los Llanos, región donde los Atrapamoscas sangre de toro son bastante conocidos, sobre todo por su presencia en los alrededores de los poblados y por el uso que hacen de las cercas de los potreros y corrales de los hatos como perchas para cazar, exhibirse y descansar.

Comentarios